Insight Tradelab Insight

El Día del Consumidor

Anaïs Ferrández Vilches

15 marzo 2019

Más allá de la promoción: cómo las empresas pueden disfrutar del Día del Consumidor

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declararó el Día Mundial Consumidor el 15 de marzo para reafirmar el derecho de quienes compran. El origen se sitúa en un discurso ofrecido por el presidente estadounidense John Kennedy para reconocer al consumidor como un elemento fundamental del proceso productivo. El ámbito de los derechos del consumidor engloba el no estar expuestos a productos y servicios peligrosos o dañinos, recibir información veraz sobre lo que están adquiriendo, elegir lo que quieren y que se les escuche.

En España, este día no tiene aún un fin comercial pero podría tenerlo como en otros países. Podría impulsar las ventas a principios de año. Esto proporciona a las marcas la oportunidad, con una buena y completa estrategia digital, de realizar buenas ofertas y animar la operación.

¿Un nuevo Black Friday?
Si hay algo que tiene el Día del Consumidor, es potencial. Según la organización Consumers International (la cual reúne a más de 200 organizaciones de más de 100 países) cada vez aumenta más el porcentaje de personas a nivel mundial con acceso a internet. Para hacerlo más visual: ha crecido del 1% en 1995 al 57% en 2019. Al mismo tiempo, el e-commerce se ha desarrollado a la velocidad de la luz.

Numerosos países se han sumado a esta fecha para darle un giro comercial. En este caso, es preciso presentarse unos días antes del Día D. Es importante mantener el contacto con el consumidor a través de simples anuncios. Por ejemplo, las marcas que participen en la fecha ofreciendo descuentos no solo instruyen a sus consumidores presentando las ventajas de este período del año, sino también generando el recuerdo de marca antes de que llegue dicha fecha. Esto aumenta la demanda y la conversión.

Una fecha offline
A pesar de ser excelente para el e-commerce y, principalmente, tiene gran afinidad con el comercio online, es curioso que el 39% de los consumidores no se interesen en comprar por otros medios que no sea offline. Así se consigue que la comunicación orbite en torno a un performance que no es el más intuitivo. Esto significa que, para el Día del Consumidor, no sólo estamos hablando de clientes potenciales o carritos de la compra, sino también de ir a la tienda y vivir experiencias fuera de Internet.

Estrategias que generan diálogo con el consumidor
La constante que siempre hay que tener en cuenta cuando se trata de la automatización de medios y la vehiculación de audiencias es saber a quién queremos impactar. En Tradelab creemos que un buen comienzo es prestar atención a quién y cómo navegan por el site web de la marca, ya que factores como la estacionalidad, el sexo y la edad pueden generar buenos insights iniciales.

También es importante tener en cuenta que las creatividades deben acompañar al consumidor, pero también convencerlo para que haga la compra. En este sentido, es muy recomendable el uso de creatividadess dinámicas, que impacten a la audiencia seleccionada según sus preferencias. Esto se debe a que, tras grandes épocas de compra (Black Friday, Navidad, las rebajas), las compras se hacen con más cuidado, por lo que es necesario que las creatividades ya dirijan al consumidor a algo que realmente le interesa comprar.

Otra estrategia inteligente sería el uso de sincronizaciones offline. Ya hemos visto que muchos consumidores prefieren ir a la tienda, por lo que es importante que la marca pueda impactarlos cuando están cerca de un punto de venta o consumen información que utilizarán para realizar la compra. Trabajar con medios OOH o sincronizar los anuncios de Internet con los de televisión es muy importante en esta ocasión, ya que la programática puede favorecer, con esta acción que se mueve entre lo online y lo offline, que la marca no sólo se recuerde, sino que de hecho sea considerada cuando se pueda realizar la compra.

 

Con estrategias como éstas y un buen socio de soluciones programáticas, las marcas pueden destacar no sólo en las promociones, sino también en la fidelización. Lo importante es tener responsabilidad a la hora de comunicar, promocionar y servir para que las compras aumenten durante este periodo, pero se mantengan durante todo el año.

 

 

Esta tribuna se ha publicado en Marketing Directo, puede leerla pinchando aquí